jueves, 25 de mayo de 2017

La peor Corrupción -Institucional...- no es cuestionada en la Casta nunca jamás, aún


Por fin -con apoyo de PP, Ciudadanos, CC, PNV y PdeCAT- se aprobó un Real Decreto para corregir Monopolio legal de Compañías [Estibadoras] vigente aún en España, pese a reiterada condena e incluso multa desde la UE, por vulnerar otras reglas generales aplicadas para los demás mercados laborales; tanto PSOE como UP lo rechazaron... al no lograr consenso por estibadores y sus Empresas.
Costará unos 2.000 millones más de Gasto Público y en 3 años no se suprime monopolística Sociedad para la Estiba todavía; pero sí les garantizan al 100% empleo a quienes disfrutan privilegio comparativo, tal (sumando casi 6.200 beneficiarios entre todo el Estado, sólo), sin aplicarse ningún ERE ni tampoco nada similar por recortárselo.
  
     
Aquí hoy en definitiva, "la expresión afortunada de capitalismo políticamente garantizadoque acuñó Max Weber, como alternativa posible al ‘clientelar’- sería muy aplicable sobre buena parte del actual sistema económico español. Por este marco institucional, el Estado y quienes ejercen poder político de hecho protegen a un determinado número de [Grandes] Empresas, utilizándose distintas vías: asumen los riesgos para las mismas, promulgan regulaciones que les benefician, hacen la vista gorda ante sus incumplimientos de normativas u otros abusos y las favorecen en concursos o adjudicaciones, etc.
  
Las consecuencias por tamañas prácticas sobre (in)eficiencia productiva, en calidades del emprendimiento y para distribución de renta son bastante obvias.
  
Viene a cuenta esta reflexión por las noticias del cómo el Estado deberá compensar al operador ABERTIS porque los tráficos en la Concesión de AP-7 han sido menores que lo previsto. Tamaño asumirse los riesgos empresariales por parte del Estado es la consecuencia de cierto convenio que suscribió un Gobierno de ZP en 2006 (PSOE), según cuyas disposiciones dicha Empresa Concesionaria realizaba una inversión y el Estado garantizaría contractualmente su cash-flow...
  
  
Este potente Grupo de Concesiones en autopistas ha visto cómo era favorecido con la ‘garantía’ del Estado –por utilizar el término weberiano- antes de su creación. El antecedente, ACESA (pues ABERTIS había surgido ya con fusión de aquélla más ÁUREA), incumplió diversos términos regulatorios para las Concesiones originales al no reinvertir los excesos de beneficios obtenidos: primero desoyó los requerimientos del Ministerio de Fomento cuando J. Borrell (PSOE) era ministro en 1993, pese a perder sucesivos recursos contra la correspondiente resolución.
   
Y en 1998 llegó a unos acuerdos -con tanto el Gobierno Aznar (PP) cuanto la Generalitat (CiU)- por los cuales eran dados como buenos diversos incumplimientos anteriores más, como premio, se veía prorrogado su periodo concesionado a cambio de unas muy reducidas rebajas tarifarias.
   
Por fin en 2006 ABERTIS, amparado por otro Gobierno del PSOE, firmaba ese citado convenio con el ministerio que regía ya Magdalena Álvarez obligando al Estado a pagarle –ahora- unos 1.500 millones de euros. El compromiso resultó cerrado de forma tan conveniente para los intereses de ABERTIS que nuestro Estado debe pagar; así lo acaba de confirmar el TSJ para Madrid.
   
Además no podríamos evitar retener otros dos ‘casos Castor y Ferro- en los cuales Empresas del grupo ACS vieron cómo el Estado finalmente asumiría (todo) riesgo de las inversiones privadas, gracias a contratos técnicamente inmaculados.
   
Resulta llamativo cuando el Consejo de Estado –tan sólo 6 días antes del Decreto 454/2006 que sancionaba, en Consejo de Ministros, este convenio entre ABERTIS y el Ministerio de Fomento competente- advertía “incluirse con éste una peligrosa cláusula de compensación, implicando 'desaparición de los riesgos' para la Empresa Concesionaria, muy apartado del 'principio rector' por el cual se regulaban las concesiones en autopistas desde 1972”.
       
   
Ese caso tan evidente del ‘capitalismo políticamente garantizado’ dista mucho de ser un hecho aislado. Durante varios años las Compañías Eléctricas se han beneficiado del que las autoridades hayan mirado hacia otro lado cuando estaban recibiendo una financiación superior a lo que les correspondía por la regla implícita con los ‘costes de transición a competencia’ [no debían ser compensados cuando el precio resultara superior a 36 € /Megavatio-hora, pero lo fueron]…
   
E igualmente con falta de rigor en la gestión sobre las concesiones hidroeléctricas, tanto mediante determinación del canon como en su (ausencia de) subasta pública cuando se terminaba el periodo de concesión. O también con los términos del decreto de 2015 estableciendo un llamado 'impuesto al sol' que conseguía eliminar la competencia sobre instalaciones fotovoltaicas, especialmente para horas en las cuales el precio es mayor y otros márgenes ganados por sus Compañías eléctricas resultan más elevados.
    
Y qué decir de los Bancos: por ejemplo, se han beneficiado con una reforma ‘de ida y vuelta’ en la libertad del cliente para cambiar sus hipotecas [fue facilitada el año 1994 cuando querían entrar de lleno en el mercado hipotecario dominado por las Cajas y, una vez que la Banca estaba muy presente ya en ese mercado crediticio, se ha restringido notablemente desde 2007]; o ven cómo las reclamaciones ante nuestro Banco de España por cualquier cliente, aunque le hubiera dado la razón aquél al particular, carecen aún de todo efecto
     
       
Pero este ‘capitalismo políticamente garantizado’ tampoco se ha limitado a la protección por el Estado para las [más] Grandes Compañías del IBEX ni, por cierto, es consecuencia del que no pocas entre dichas Empresas tengan consejeros con pasado político. Sociedades medianas, coticen o no en un mercado de acciones, reciben tratos favorables en los concursos y la tramitación de normativas o permisos variados por distintos niveles entre Administraciones Públicas; viéndose rehenes éstas, en múltiples casos, de Formaciones políticas.
 
Hay muchas anécdotas, más o menos públicas, pero sería necesario un gran esfuerzo compilatorio para revelar con plena nitidez esta realidad ‘clientelar’. Sus consecuencias sobre la competencia e (in)eficiencia son enormes. Por ejemplo, nuestra CNMC, Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, estimó que las malas prácticas en contratación pública generan un sobrecoste del 25%; pero el coste (4,7% de PIB) real puede ser aun mayor, por todo su gran efecto sobre la [in]eficiencia productiva.
    
La existencia de ‘puerta giratoria’ explica solo algunas partes en esa práctica de garantía política para sus Empresas, y pequeña si limitamos tal expresión al existir entre las Compañías del IBEX consejeros con pasados políticos; mas mayor si lo extendemos a las actividades profesionales para los ex altos cargos que, como ponía bien manifiesto un reciente estudio por la 'fundación Hay Derecho', están indebidamente supervisadas desde una Oficina sobre Conflictos de Intereses: el hecho del que antiguos altos cargos creen consultoras asesorando a las grandes y medianas Empresas es más frecuente de lo debido.
    
 
Y otra ‘puerta giratoria’ menos intensa, pero relevante, sería la de aquellos abogados del Estado que asesoran a Grandes Empresas en su relación con las Administraciones o sobre los conflictos al respecto.
   
Ahora la financiación de los Partidos Políticos comporta otro ingrediente para este puzle, pero no sé si el conjunto formado por distintas ‘puertas giratorias’ más las aportaciones a sus correspondientes formaciones partidistas constituiría una razón fundamental ante aquella realidad institucional resumida por la expresión de Weber. Lo cual tampoco quiere decir que no haya de ponerse coto a estas prácticas.”
   
(Carlos Sebastián, 27/4/2017: 'Capitalismo políticamente garantizado')
 


 
Pero aun hay mucho más:
 
- Ha perdido ya España su primer laudo internacional respecto a una insostenible normativa de las energías renovables -con 'barras libres...' para el beneficio por los inversores- que ha debido ser finalmente revisada.

- A nuestro Estado le cayó condena de hasta 128 millones para resarcir, según lo contratado en su día, unos 'lucros cesantes' privados; y quedaban todavía otros 26 arbitrajes más pendientes, con varias reclamaciones análogas...

- En conjunto éste representa un importantísimo capítulo adicional, pues; cuya repercusión total podría sumar en torno a 5.000 millones de euros.

- Además, aparte deben añadirse alrededor de 10.000 millones para el operador ABENGOA, del agujero contable resultante con todo ello...  
   

miércoles, 10 de mayo de 2017

Hoy nuestra Ruina sube con la Casta insensata creciente, aun más, al Dictado de prestamistas

         
 
Mientras mass-media para la (des)información ('de interés') general entretienen al personal con batallitas nominalistas del quiénes puedan decir que 'no es no', sí... o 'nunca sí ni tampoco lo contrario' a los PP.GG.E... muy bien se cuidan, ocultándonos cuánto -verdadera mente- contienen éstos...
   

Un total Ingresos de 292.091 millones para 443.133 en Gastos totales: o sea, inimaginable 52% -más- como el -efectivo- Déficit [¡por Sobrecoste presupuestado, hasta 151.042 millones!] del actual Ejercicio 2017.

¿Alcanzó ya nuestro stock acumulado en cuanto a Deuda Pública el 100% del PIB anual? No solo eso... ¡Sino que, incluso muchísimo peor, rondaría cerca de '150%' sobre Producto Interior Bruto presente!  

Y además el asunto, más que censurado, es tabú objeto de tergiversaciones cotidianas con la 'postverdad' oficial del mentarse tan sólo ridículo porcentaje deficitario (referible al PIB, y una vez extraída esa parte que -para los Bancos...- manda no contabilizar algún 'Protocolo del Déficit Excesivo' impuesto por el BCE) 10 veces inferior a lo real...
 

 
En ello coinciden tanto la vieja Casta de bipartidismos cuanto las nuevas, invariable mente, sin regeneración aún: todos consensuan silenciar reiterados avisos al respecto, sobre nuestra insolvencia galopante, como es el Informe de Convergencia UE #03/2017 que ya nos pintaba entre los 'números rojos' más alarmantes  
  
Pero "nuestras problemáticas hipotecas colectivas no se deben al Déficit [o/y Endeudamiento] Público tan solo: las demasiado crecidas Deudas nacionales (Total -superando 4 billones- y Externa, por más de 1 billón, ya)... nos harían tremendamente vulnerables ante un aumento en cualquier 'aversión a riesgos' entre los mercados financieros u otros cierres del grifo que actualmente mantiene aun abierto con generosidad el BCE...


En 3 cuadros -a continuación- presentamos algunos datos actualizados a partir de lo publicado por el Banco de España y recogido, dentro del apartado de las estadísticas, con el epígrafe Cuentas Financieras de la Economía española, concretamente para su capítulo 2 (son lo correspondiente al III Trimestre de 2016).

* Primero reflejan evoluciones para Deudas Nacionales, en España, de Totales: desde 2008, observamos cómo la Deuda Privada se ha reducido en casi 754.000 millones de euros; lo normal con procesos para el desapalancamiento de familias, empresas y entidades financieras. Por el contrario, se ha producido un fuerte incremento en Deuda Pública, hasta 1 billón de euros.

  
[Ello se debe básicamente a 2 razones: por un lado, la intensa recesión de balances acelerada mediante políticas económicas implementadas desde mayo del 2010, que activaron sus "estabilizadores automáticos"; y de otros, incrementos entre la Deuda Pública correspondiente a los fondos que se destinaron -ya no al sufragarse gastos operativos corrientes o del capital- sino para nuevamente ser prestados hacia terceros: Rescate bancario]...
 
  
* A continuación se recogen y estudian 2 fotos fijas, al cierre del 2008 y el último dato disponible (III Trimestre de 2016), para ver cómo ha evolucionado lo que debemos al resto del Mundo: nuestra Deuda Externa, su cuantía y qué sectores patrios estarían siendo quienes mantienen esos endeudamientos con el exterior. Hoy, dicha deuda supera 1,17 billones de euros, cifra que representa 107% del PIB español.

[Esta cantidad significa un 28% de las Deudas totales, en sus conjuntos, para la economía española; el resto sería endeudamiento entre sectores residentes. La cifra total es muy semejante a lo del 2008, o algo más alta, pero su composición varió drásticamente: 48% de tal Saldo Externo Deudor le tocó a las Administraciones del Sector Público ahora, frente a otro 20% en 2008; y por el contrario, los endeudamientos que nuestras entidades financieras deben al exterior suponen 26% del total de la Deuda Externa ya 'solo', frente a 54% en 2008.]

 
* Mientras tanto, las Deudas exteriores de Sociedades no financieras representan otro 26% del total para la deuda patria con el extranjero, cifra casi idéntica respecto a 2008. Lo que confirman tales datos es el por qué desde fuera, con apoyos entusiastas entre las élites bancarias, nos han impuesto algunas políticas de 'austeridad': se trataba de disponer recursos públicos destinándolos al financiarse a 'terceros', o sea, precisamente para ellos..."
 
(Juan Laborda: 'Foto actualizada de la deuda de España', 02/02/2017)
        
 
   
En fin, quedará claro cómo no es ninguna exageración concluir que salvamos con oneroso esfuerzo colectivo a los Bancos... para proseguir sosteniéndose sus muy jugosos beneficios privados: aquí -toda vía, y cueste lo que pueda costarnos...- la Banca siempre gana.
    
 

 

jueves, 4 de mayo de 2017

Dos -primaverales- haikus...

  
      
Tu piel. Es casa
de todas las caricias.
¡Abre página!
 



 
               Pasa la joven,        
               c@lor en las mejillas,
               él se tropieza. *
 
[* con reconocimiento especial a Mar Benegas]